Shalom

¡Shalom!

Raíces Hebreas del Cristianismo

Author: Ernesto Tamay / Etiquetas: , , , , , ,

Introducción.
Las páginas que están delante de usted, querido lector, fueron escritas por un hombre que ha encontrado sus orígenes y, al mismo tiempo, los fundamentos hebreos de su fe.

No es fácil a veces entender su pensamiento sin conocer al autor y sus circunstancias, y los procesos teológicos, espirituales y sociales que ha vivido. Consecuentemente, en esta introducción, contaré algunos aspectos de mi vida con la esperanza de facilitar la mejor comprensión de esta obra.

Quisiera primero que todo aclarar que no fui criado como judío, sino como gentil. Mi formación respondió a una perspectiva teológica totalmente separada de la cultura hebrea tal como la encontramos en la Escritura y en la Historia. En términos prácticos esto significa que la mentalidad, las costumbres y las tradiciones de mi familia no correspondían con la mentalidad, las fiestas y las celebraciones bíblicas, sino con las que imperaban en la cultura propia de la nación donde nací en adición a aquellas que fueron de alguna manera establecidas por la denominación religiosa en la cual me formaron mis padres.

Debido a estos hechos, una gran cantidad de postulados teológicos fueron absorbidos en mi mente totalmente desconectada de los valores teológicos del Judaísmo.

Los llamados «padres de la Iglesia», en cuya doctrina fui formado, eran todos gentiles, ninguno judío. Por lo tanto, la conexión que tenía en mi mente establecía que la Iglesia no tenía nada que ver con Israel, con los judíos o con el Judaísmo. Para mí se trataba de dos hechos totalmente separados y sin relación. Consecuentemente, no tenía siquiera un punto de referencia para verificar los orígenes de esa formación; fueron aceptados pasivamente como parte de la realidad cultural de la que emergía como producto de esa educación teológica.

Esto no significa que las enseñanzas recibidas fueron totalmente inadecuadas o malintencionadas. En ninguna manera, pues estaba consciente -y sigo consciente- de que fueron las mejores de mi tiempo estudiantil y alabo a Dios por la oportunidad de haber sido entrenado para pensar teológicamente.

Lo que sí significa es que la institución y la denominación que me formaron, simplemente trasmitieron lo que a su vez les fue trasmitido a ellos por la generación anterior. En esa transferencia de información, tanto Israel como los judíos y el Judaísmo eran vistos, en el mejor de los casos, como algo totalmente separado, superado y sustituido por el Cristianismo; en el peor, como la antítesis del Cristianismo. Sobre la base de estos hechos, tanto yo como mis compañeros fuimos entrenados teológica y culturalmente desconectados tanto de Israel como de la cultura de Di-os revelada en las Escrituras para Su pueblo.

No es mi intención ni propósito culpar a nadie en particular de estos hechos, porque ahora entiendo las razones históricas, teológicas, espirituales y proféticas por las que han ocurrido, y alabo a Di-os por su habilidad para dirigir los destinos de la historia a pesar de nosotros.

Simplemente estoy llamando la atención a un hecho que no solo podría servir de identificación para cientos de miles de hermanos y hermanas que pudieran encontrarse en la misma situación en la que yo me encontré, sino también de entendimiento de los cambios que han ocurrido en mi vida y mi teología como resultado del descubrimiento de las raíces hebreas, no solamente relacionados a mi ascendencia, sino a mis valores espirituales.

No dudaría en afirmar que los dos hechos más grandes que me han ocurrido fueron, por un lado, mi experiencia de salvación y, por el otro, el descubrimiento de mis raíces hebreas. Tan impactantes han sido para mí estas dos últimas realidades, que puedo decir confiadamente que he experimentado dos «conversiones»: 

Primero a Cristo y al Cristianismo y, segundo, al Mesías y al Mesianismo.

¿Son estas dos cosas diferentes? ¿No es Cristo y el Mesías la misma persona, esto es, el Hijo del Dios Viviente? Ciertamente que sí. ¿Cómo entonces «dos conversiones», una a Cristo y otra al Mesías, una al Cristianismo y otra al Mesianismo? La respuesta a esta pregunta es la razón por la cual fue escrito el libro que tiene en sus manos.

Permítame decir aquí, que mi experiencia de salvación inicial, dentro del Cristianismo, la considero totalmente válida e insustituible.

Nunca podré olvidar aquel momento de mi vida, cuando bajo la convicción de pecado y separación de Dios, le confié a Jesús de Nazaret la salvación de mi alma. Aquella maravillosa tarde cuando Él entró a mi corazón y me perdonó todos mis pecados y me reconcilió con Dios por medio, exclusiva y suficientemente, de su sangre derramada sobre el madero del Calvario y que marcó mi experiencia del nuevo nacimiento en agua y Espíritu, fue y será la más grande bendición que jamás podría haber recibido de parte de Dios.

Fui salvo completa y eternamente por Su gracia y no necesito añadir absolutamente nada más porque, en cuan.to a la salvación, «estoy completo» en Aquél en quien mora la plenitud de la divinidad.
Pero desearía puntualizar que según la educación teológica recibida, la experiencia de la salvación que había vivido no tenía nada que ver ni con Israel, ni con los pactos de la promesa, ni con Avraham.

Pero venido el cumplimiento del tiempo, a Di-os le plugo mostrarme mis raíces hebreas y los fundamentos hebreos de mi fe «cristiana» que me llevó a indagar y, diligentemente, revisar toda la tradición que había aceptado pasivamente en mis años de formación teológica y ministerial.

Esto no sucedió de un día para otro, sino que fue el resultado de un largo proceso por el cual fui dirigido, como ahora comprendo, por la propia mano del Señor.
Cuando miro retrospectivamente, puedo identificar tres hechos específicos de mi vida que fueron clave en mí peregrinar teológico desde el momento de la salvación por la fe, hasta mi conversión al Mesianismo.
  • Primero: El descubrimiento de la vigencia de los dones Espirituales.
  • Segundo: El descubrimiento del Judaísmo.
  • Tercero: El descubrimiento de mis Raíces Hebreas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Páginas vistas en total

TORAH PDF. Con la tecnología de Blogger.